Los casos de dengue aumentan, los mosquitos se reducen, pero los funcionarios de salud no se preocupan

Los casos confirmados de dengue se triplicaron en los primeros ocho meses del año, pero las autoridades sanitarias federales no gastaron ni un solo peso en insecticidas hasta principios de agosto.

Entre el 1 de enero y el 25 de agosto hubo 10.211 casos confirmados de la enfermedad tropical transmitida por mosquitos, en comparación con 3.196 casos en el mismo período de 2018.

Poco menos de un tercio de los casos registrados en lo que va de año fueron considerados graves y 120 víctimas han muerto.

Veracruz ha registrado el mayor número de casos en 2019, seguido por Chiapas, Jalisco y Oaxaca.

A pesar del aumento en el número de casos, las autoridades sanitarias dicen que el brote no es anormal ni alarmante.

«Está un poco por encima de la media, pero en el rango esperado», dijo el Dr. Ruy López Ridaura, director del Centro Nacional de Programas de Prevención y Control de Enfermedades (Cenaprece).

Dijo que la prevalencia de la fiebre del dengue fluctúa dependiendo de las condiciones climáticas, por lo que las comparaciones entre años consecutivos pueden ser engañosas.

«El dengue pasa por ciclos en los que hay un resurgimiento de casos… cada tres o cuatro años», dijo López, quien agregó que debido a que el número de casos ha sido bajo en los últimos años «esperamos un aumento en 2019».

Rosa María del Ángel, investigadora de enfermedades infecciosas del Centro de Investigación y Estudios Avanzados, coincidió en que los grandes brotes de dengue son cíclicos, pero no estuvo de acuerdo en que el número de casos confirmados este año sea sólo ligeramente superior al promedio.

“. . . Creo que el triple de casos es mayor que un brote normal», dijo, y agregó que la fumigación con insecticidas debe ser revisada y reforzada si es necesario porque la temporada de lluvias aún no ha terminado.

Cenaprece tiene un presupuesto anual de sólo 192,4 millones de pesos (9,7 millones de dólares) para comprar insecticidas, pero la información en la plataforma en línea del gobierno ,CompraNet, muestra que la agencia no firmó ningún contrato para la compra del producto hasta el 6 de agosto.

Sin embargo, López negó que no se hayan producido fumigaciones de mosquitos en zonas del país susceptibles a los brotes de dengue.

«Hubo fumigaciones …. durante todo el año», dijo el jefe de Cenaprece, explicando que las autoridades estatales utilizaron sus propios fondos para comprar insecticidas.

«A nivel estatal, hay un presupuesto de 600 millones de pesos para insecticidas, mientras que los 192 millones de Cenaprece se utilizan para fortalecer…. los programas de fumigación», dijo López.

Sin embargo, el grupo antiinjerto Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad informó el 25 de junio que las fumigaciones en el municipio veracruzano de Lerda de Tejada, donde se ha reportado un alto número de casos de dengue, sólo se han llevado a cabo dos veces este año.

El jefe de Cenaprece dijo que no tenía información específica sobre el área, pero prometió que la fumigación se llevará a cabo allí porque es un «lugar prioritario».

Add comment