Empresa de logística advierte que el tiempo de entrega de medicamentos se duplicará bajo el nuevo plan

El plan del gobierno federal de asumir la responsabilidad de la distribución de medicamentos a los centros de salud pública hará que los plazos de entrega se dupliquen en la mayoría de los estados, advirtió el jefe de una empresa de logística.

Como parte de un nuevo modelo de compra y distribución de medicamentos, el gobierno anunció el mes pasado que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) asumirá la responsabilidad de llevar los medicamentos a los hospitales públicos y clínicas de salud del país. En la actualidad, las empresas privadas de logística llevan a cabo esa tarea.

José Ambe, director general de Logística de México, cree que el gobierno no tiene el conocimiento logístico para asegurar que los medicamentos lleguen a su destino de manera oportuna.

«Se necesita personal especializado con conocimientos de los avances tecnológicos para establecer cadenas de distribución altamente eficientes», dijo, explicando que si tales cadenas están en funcionamiento, los costos de entrega bajan y los medicamentos y suministros médicos llegan a los lugares donde se necesitan «en el menor tiempo posible».

Aunque el gobierno ha dicho que su nuevo modelo de compra centralizado y consolidado permitirá obtener medicamentos a precios más bajos, Ambe predijo que terminará pagando alrededor de un 10% más si sigue adelante con el plan de distribución de medicamentos.

«El sector privado dedicado a la distribución de medicamentos absorbe todos los costos operativos, incluyendo la modernización de la infraestructura», dijo.

Rafael Gual Cosío, titular de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, ya advirtió que el gobierno no ha considerado adecuadamente la logística y los costos de la distribución de medicamentos, al señalar que ni el IMSS ni ningún otro departamento gubernamental, incluyendo el ejército, tiene la capacidad de almacenar y transportar adecuadamente las enormes cantidades de medicamentos que requieren los pacientes en el sistema de salud pública.

Otros miembros del sector dijeron la semana pasada a las autoridades federales que la industria farmacéutica no se responsabilizará de los problemas creados por su nuevo modelo de compra y distribución de medicamentos, incluyendo la escasez de medicamentos.

Add comment