Presos indígenas en Chihuahua tienen su propia celebración de la Pasión de Cristo

La Pascua de Resurrección es una celebración importante en todo México, incluso entre los reclusos indígenas de una prisión en Chihuahua.

Mientras que la recreación de la Pasión de Cristo es el centro de las celebraciones para muchas comunidades, el pueblo rarámuri tiene su propia versión mezclada llamada Noriwachi, que se celebra en la penitenciaría estatal de Rarámuri en Guachochi.

El evento, de una semana de duración, incluye bailes tradicionales que comienzan el Domingo de Ramos y concluye con una celebración del inicio de la temporada de cosecha.

Noriwachi se centra en la lucha entre el bien y el mal y se inspira tanto en el catolicismo como en la religión rarámuri, con súplicas de buena fortuna, salud, buena cosecha y lluvia hechas a Onorúame-Eyerúame, el dios padre-madre rarámuri.

Las celebraciones en la penitenciaría de Guachochi comenzaron ayer con danzas acompañadas de instrumentos tradicionales, parte de un programa diseñado por el sistema de justicia estatal para promover las tradiciones rarámuri junto con la libertad de religión.

Mientras que la población reclusa en Guachochi es exclusivamente rarámuri, otras penitenciarías en el estado tienen sus propias celebraciones de Pascua que incluyen representaciones de la Pasión organizadas por la parroquia del sistema penitenciario.

Add comment