Nuevo retraso para el aeropuerto de Santa Lucía: el departamento de medio ambiente quiere más información

El proyecto del aeropuerto de Santa Lucía se enfrenta a un nuevo retraso: la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) ha suspendido la evaluación de la declaración de impacto ambiental (DIA) hasta que reciba más información.

Gustavo Alanís, director del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, dijo al diario Milenio que el 12 de junio la Semarnat solicitó a la Secretaría de Defensa (Sedena) -que está a cargo del proyecto- que le proporcionara más estudios e información sobre el proyecto estatal de México, y que aclarara parte de la información que ya ha presentado.

La información adicional debe ser proporcionada dentro de un plazo de 60 días hábiles, dijo Semarnat.

Alanís dijo que la aprobación del proyecto podría no ser otorgada por nueve meses, lo que significa que la construcción no podría comenzar hasta el primer trimestre de 2020.

Antes de solicitar información adicional, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, dijo que espera que a finales de este mes se conceda la aprobación ambiental.

Paula's hill has posed one of the setback at the new airport.

Sedena presentó un EIS a la Semarnat el 15 de abril que busca la aprobación ambiental para la construcción del nuevo aeropuerto, un enlace vial con el aeropuerto existente y la reubicación de las instalaciones militares en la Base de la Fuerza Aérea de Santa Lucía.

Sin embargo, según un informe publicado en Milenio, el comunicado carece de información sobre una serie de impactos ambientales relacionados con la construcción y operación del aeropuerto.

El EIA no considera adecuadamente el impacto que tendrá en el suministro de agua del área al extraer agua del ya sobreexplotado acuífero Cuatitlán-Pachuca, dijo el periódico, ni tampoco examina el efecto que los niveles excesivos de ruido tendrán en la población local.

Además, entre enero y marzo se completó un estudio incluido en el EIS sobre el impacto del aeropuerto en las aves que frecuentan la cercana laguna de Zumpango, período en el que la población de aves es mucho menor que en la temporada de lluvias.

Por lo menos 94 especies de aves diferentes vuelan por el sitio del aeropuerto o se posan y se alimentan allí, mientras que más de 220 especies han sido observadas en la laguna, la cual está ubicada a 10 kilómetros de la Base Aérea de Santa Lucía.

El propio EIS reconoce que se necesitan más estudios sobre los patrones migratorios de las aves en diferentes épocas del año.

También hay una falta de detalles en el EIS sobre el plan para construir una carretera de 45,7 kilómetros entre los aeropuertos de Santa Lucía y Benito Juárez, y Semarnat ha pedido aclaraciones sobre los planes para cortar 5.195 árboles en el sitio de la fuerza aérea.

La solicitud de información adicional se suma a los desafíos que enfrenta el gobierno para comenzar la construcción del aeropuerto de 4.100 millones de dólares.

Un colectivo opuesto a los desechos del gobierno ha presentado 147 solicitudes de medidas cautelares que podrían retrasar o amenazar la construcción del nuevo aeropuerto, o incluso revivir el proyecto abandonado del aeropuerto de la Ciudad de México.

El poder judicial federal ya ha emitido órdenes de suspensión que instruyen al gobierno a no iniciar la construcción hasta que cuente con todos los permisos ambientales y de seguridad aérea necesarios.

La presencia de un cerro de 2.625 metros de altura a menos de 10 kilómetros de la obra también ha causado problemas para el proyecto y a principios de este año forzó cambios en la posición de las dos pistas comerciales, lo que agregó casi 7 mil millones de pesos al costo de la construcción.

Sin embargo, aún existe la preocupación de que el Cerro de Paula pueda dificultar el despegue y aterrizaje de los aviones.

Los expertos en aviación también han cuestionado la capacidad del aeropuerto de Santa Lucía para operar simultáneamente con el aeropuerto existente debido a su proximidad y al limitado espacio aéreo que compartirán.

Pero el gobierno ha mantenido que el proyecto será un éxito, prometiendo que se inaugurará en junio de 2021 y aliviará inmediatamente la presión sobre el saturado aeropuerto de la Ciudad de México.

Add comment