Indígenas chiapanecos conmemoran la muerte de un revolucionario rechazando el tren

Grupos indígenas rechazaron ayer el proyecto del Tren Maya del gobierno federal en los mítines de Chiapas para conmemorar el centenario de la muerte del líder revolucionario Emiliano Zapata.

Miembros del Congreso Nacional Indígena (CNI) y del Consejo de Gobierno Indígena (CIG) participaron en protestas en el estado sureño y se comprometieron a detener el proyecto ferroviario que pretende unir ciudades y pueblos de la península de Yucatán con Palenque, Chiapas.

Los manifestantes acusaron al gobierno federal de «imponer» el proyecto a las comunidades indígenas que utilizan la Guardia Nacional, pero prometieron que no serán intimidados ni silenciados.

En un mitin en San Cristóbal de las Casas, miembros de la CNI y de la CIG declararon que el gobierno dirigido por Andrés Manuel López Obrador ha mentido a los pueblos indígenas y los ha discriminado.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) también se ha comprometido a luchar contra el Tren Maya y otros proyectos de infraestructura planeados por el gobierno, como el corredor comercial del Istmo de Tehuantepec.

Las comunidades indígenas de la península de Yucatán también rechazaron el Tren Maya en un comunicado emitido en noviembre, declarando que nadie había pedido su opinión al respecto.

Los expertos han advertido que la construcción del proyecto plantea riesgos ambientales para las redes de agua subterráneas y la supervivencia a largo plazo del jaguar, mientras que el Instituto Mexicano para la Competitividad, un grupo de expertos, dijo que podría costar más de 10 veces la cifra de 150.000 millones de pesos (8.000 millones de dólares) estimada por el gobierno federal.

La cancelación del Tren Maya no fue la única demanda de los manifestantes en Chiapas ayer.

Los miembros del sindicato de maestros de la CNTE continuaron pidiendo la derogación total de la anterior reforma educativa del gobierno federal de 2013.

En Michoacán, los maestros hicieron la misma demanda durante una marcha por las calles de la capital del estado, Morelia, para conmemorar la muerte de Zapata, quien fue asesinado en Morelos el 10 de abril de 1919, el penúltimo año de la Revolución Mexicana.

Maestros, campesinos y otros también celebraron el centenario de la muerte de Zapata en Oaxaca, Hidalgo y la Ciudad de México, entre otros estados, al igual que el presidente López Obrador.

Add comment