Enorme inversión para detener el hundimiento de la Ciudad de México

El hundimiento de la Ciudad de México ha llegado al punto de que el centro histórico está a un nivel más bajo que la parte más profunda del Lago de Texcoco, según un ingeniero hidráulico que participó en un seminario sobre el suministro de agua de la Ciudad de México.

«El lago de Texcoco era el punto más bajo del Valle de México, y ahora el zócalo está por debajo del nivel del lago», dijo Fernando González Villarreal, investigador del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma.

González dijo que el hundimiento, que ha sido una constante desde mediados del siglo XIX, se debe a la explotación de los acuíferos bajo la Ciudad de México. Los acuíferos se reponen con agua a una velocidad media de 25 metros cúbicos por segundo, aproximadamente la mitad de la velocidad a la que se extrae el agua de ellos.

«El problema es que el hundimiento no es uniforme, y en algunos lugares hay diferentes niveles de hundimiento», dijo. «Eso significa tuberías rotas, edificios inclinados hacia un lado, y hace que las reparaciones y el mantenimiento sean muy costosos.»

En algunas zonas, la ciudad se está hundiendo hasta 40 centímetros al año, hasta 10 metros en el transcurso del siglo pasado.

González piensa que es necesario tomar algún tipo de acción drástica -que probablemente cueste hasta 20.000 millones de pesos (1.000 millones de dólares) al año durante los próximos 15 años- para abordar el tema. Esas medidas podrían incluir la búsqueda de fuentes alternativas de agua, la reposición artificial de los acuíferos o la reconstrucción de las obras hidráulicas de la ciudad, algunas de las cuales tienen hasta 100 años de antigüedad.

«Está en muy mal estado, y necesitamos hacer mucho trabajo para reducir todas las fugas», dijo. «También necesitamos, en mi opinión, recargar los acuíferos artificialmente.»

La alcaldesa Claudia Sheinbaum dijo que su administración toma en serio el problema del agua y que se están destinando más recursos para mejorar la infraestructura hidráulica.

«Un tema tan importante como el del agua, no debemos verlo como un conflicto, sino más bien como una oportunidad de colaboración», dijo. «Y este es un mensaje de colaboración: podemos tener diferencias en algunos temas, pero aquí, estamos en una comunidad, trabajando juntos para ayudar a la Ciudad de México a seguir adelante».

Add comment