CDMX, las autoridades estatales no cumplirán con una orden judicial que endurece los estándares de calidad del aire

Autoridades de la Ciudad de México y del Estado de México han anunciado que no cumplirán con una orden judicial para emitir una advertencia ambiental cuando la contaminación supere los 100 puntos en el índice de calidad del aire porque causaría «estrés económico y social».

Greenpeace recibió el lunes una orden judicial definitiva que dicta que las medidas de contingencia deben ser activadas cuando el índice Imeca, que mide la cantidad de contaminantes de partículas finas en el aire, llegue a 101.

Bajo el programa de contingencia ambiental del gobierno de la Ciudad de México, se declara una contingencia cuando el índice Imeca llega a 150.

Si bien la norma de contaminación más estricta de Greenpeace fue aprobada por un juez, la organización no gubernamental explicó que el fallo permite a las autoridades no declarar una contingencia en el umbral de contaminación más bajo si hacerlo afectaría negativamente a la economía, la educación, el transporte público y privado y al público en general.

Pero Greenpeace dijo que dar prioridad a la economía sobre la salud de las personas sería irresponsable, destacando que 17,000 personas al año mueren en el área metropolitana de la Ciudad de México por enfermedades relacionadas con la contaminación del aire.

Sin embargo, la Comisión de Medio Ambiente de la Megalópolis (CAMe) y las secretarías de medio ambiente de la Ciudad de México y del Estado de México dicen que eso es exactamente lo que harán.

Si se hubiera aplicado el estándar más estricto desde el 1 de enero, se habría declarado una contingencia ambiental en todos los días del año menos 19, dijo el jefe de la CAMe, Víctor Hugo Páramo.

Explicó que alrededor de 200 gasolineras y 11 plantas de gas LP se verían obligadas a cerrar en cualquier momento cuando una advertencia esté en efecto.

Además, más de 2.000 fábricas tendrían que reducir su producción en un 40%, dijo Páramo.

El jefe de la CAMe también dijo que declarar una contingencia en un umbral de contaminación más bajo no reduce la contaminación del aire, y agregó que la salud de las personas ya está protegida por la difusión de información sobre los riesgos de la exposición al smog.

La Secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, Marina Robles, señaló que muchas de las medidas de los estándares más estrictos de Greenpeace, como las recomendaciones de no fumar en días de alta contaminación y para que ciertos segmentos de la población eviten salir al aire libre, también están establecidas en el programa de contingencia del gobierno.

Add comment